Combarro, un bonito pueblo pesquero en Pontevedra

Combarro es un bonito pueblo pequero que se encuentra a unos 6 km de la ciudad de Pontevedra, es conocido por ser uno de los enclaves pintorescos más originales de la zona de las Rías Baixas, ¿te vienes a conocerlo?

Lo que más nos llamará la atención de Combarro son los numerosos hórreos que lo pueblan pero, sin duda, este precioso pueblo esconde muchas más maravillas, ¿quieres verlas?

El pueblo está construido al lado del mar manteniendo casi intacta su estructura urbanística y su marcado estilo del siglo XVIII o XIX. La ruta comenzara en el paseo marítimo que nos llevará hasta la plaza de Chousa, que antiguamente era una playa, durante el paseo disfrutaremos con las vistas del municipio de Poio y la de isla de Tambo.

combarro

Desde la plaza de Chousa nos adentraremos hasta el casco antiguo del pueblo que está repleto de cruceiros, casas mariñeiras y hórreos. Una de las curiosidades de este casco antiguo es que está construido sobre un bloque de granito que los antiguos habitantes utilizaron como material de construcción.

Una de la particularidad de los cruceiros de Combarro es que la figura de la virgen siempre mira hacia el mar mientras que la imagen de Cristo siempre mira hacia la tierra. ¿Buscarás los cruceiros por el pueblo para comprobarlo?

Las Casas Mariñeiras son un tipo de vivienda característica del pueblo, pequeñas casas pegadas unas a otras donde la planta baja estaba dedicada al almacén de aperos de pesca o agrícolas y  en la planta alta estaba situada la casa propiamente dicha. Muchos de estos hogares tenían incluso un lagar para elaborar su propio vino.

combarro 18 - crucero

Nuestro paseo continuará por la playa de Padrón donde podremos disfrutar de una de las panorámicas de Poio más bonitas y donde veremos un conjunto de unos 30 hórreos aproximadamente. El hórreo se ha convertido en el símbolo del pueblo. Esta edificación se utilizaba como almacén o despensa para guardar los alimentos de las familias, sobretodo maíz y patatas, pero dentro de él se llegaban a guardar pescado o jamón. Se colocan sobre columnas para evitar que la humedad del suelo estropease la comida. ¿Pero por qué hay tantos hórreos colocados a la orilla del mar? la razón es muy sencilla, muchos de los vecinos del pueblo tenían tierras al otro lado de la Ría y era más fácil guardar la cosecha allí que tener que llevarla hasta casa por caminos apenas impracticables.

Combarro

La paz y la tranquilidad se respira en este precioso pueblo marinero que nos transportará a otra época. ¿Te vienes de turismo a Combarro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Combarro
Carreiro do Campo, 17, 36993 Combarro, Pontevedra
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis