Un paseo por Frigiliana

El pueblo de Frigiliana, situado en la parte más oriental de la comarca de la Axarquía, mira al Mediterráneo desde las sinuosas cumbres de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y es sin duda uno de los pueblos más bonitos y encantadores de la provincia de Málaga ¿Os apetecería conocerlo?

Este pueblo de pasado morisco, se caracteriza por sus casas de blanquísimas fachadas que contrastan con las tejas anaranjadas de sus tejados, calles estrechas y empinadas escaleras que recorren todo su casco histórico, también conocido por los vecinos como “Barribarto”, y que es uno de los mejor conservados de España. Esto le valió para ser galardonada con el I Premio Nacional de Embellecimiento en 1982 y también para ser considerada Conjunto Histórico Artístico desde el año 2014.

Frigiliana_Batalla

Este pasado morisco que se deja ver perfectamente en la estructura de sus calles, ya que se conservan prácticamente igual que en aquélla época, también nos lo recuerdan doce paneles cerámicos, que nos cuentan la historia de Frigiliana hasta la cruenta Batalla del Peñón de Frigiliana en 1569 y que se rememora el 13 de junio, día de San Antonio, con una Romería.

Otras fiestas de interés son la Semana Santa;  el día de la Cruz, en la que las calles y plazas se visten de color gracias a las cruces elaboradas por los vecinos y el Festival Frigiliana Tres Culturas, que despide el mes de agosto con un encuentro multitudinario en el que se dan cita la música, la gastronomía, la cultura y la fiesta.

Frigiliana_orquesta

Tanto en la ciudad como en los alrededores, podremos ver algunos restos arqueológicos y monumentos de interés entre los que cabe destacar la cercana Cueva de los Murciélagos;  los restos del castillo árabe destruido en 1569 tras la Batalla del Peñón; El Ingenio, casa solariega del siglo XVI y actualmente única fábrica del miel de caña en funcionamiento de Europa; el singular sistema hidráulico de las Maquinillas;  la Casa del Apero; la Iglesia de San Antonio; la Fuente Vieja; los Reales Pósitos o la Ermita del Ecce Homo.

Además de su rico pasado histórico, Frigiliana tiene otros muchos encantos, como su variada artesanía y su magnífica gastronomía. Mientras paseamos entre sus callejuelas, nos toparemos con comercios repletos de cestería de esparto y mimbre, cerámica en forma de hermosos cántaros o vasijas, jarapas de lana, etc. En su gastronomía cabe destacar el potaje de bacalao, las migas y los productos hechos a base de miel de caña o regados con ella como las riquísimas berenjenas. También es muy famoso su vino moscatel.

Frigiliana_niños

Todo ésto, unido a una gran variedad de alojamientos turísticos que abarcan desde hoteles, apartamentos, casas rurales y campings, así como la cercanía a las playas de la costa malagueña y granadina, hacen que sea un lugar perfecto para pasar tanto un día, como unas vacaciones en familia.

Frigiliana_puestasol

Lo que sí que tenemos que tener en cuenta es que, si bien gran parte de la belleza de este pueblo, radica en sus empinadas y sinuosas callejuelas, éstas no son muy cómodas para recorrerlas con el carrito, por lo que si vais con niños muy pequeños, es conveniente que os llevéis la mochila portabebés. Para llegar, hay que tomar la carretera N-340 hasta Nerja y desde aquí tomar el desvío a Frigiliana. Esta carretera tiene bastantes curvas, por lo que conviene ir despacio para evitar el mareo o tomar algún remedio en previsión. Pese a estos pequeños inconvenientes, una vez estemos arriba en el pueblo, comprobaremos que ha merecido la pena, sobre todo si nos quedamos a contemplar la hermosa puesta de sol, que se esconde tras las montañas de la Axarquía.

Consulta más actividades con niños en Málaga

Fotos: M.L. Gil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Frigiliana
29788 Frigiliana, Málaga España
Cómo llegar

Edad: todas

Precio: gratis