El Carromato de Max, un curioso museo de miniaturas en Mijas

En la localidad malagueña de Mijas, hay un curioso museo que no debemos perdernos sobre todo si vamos con los niños, el Museo de Miniaturas de Mijas, más conocido por el Carromato de Max. ¿Qué por qué se llama así? Pues porque en el pasado, este lugar perteneció a Juan Elegido Míllán, hipnotizador y mago autodidacta de gran éxito bajo el nombre artístico de Profesor Max, que en 1972, decidió instalarse en Mijas, trayendo consigo una increíble colección de miniaturas procedentes de más de 50 países, fruto de sus viajes por todo el mundo con el fin de montar una exposición de la que pretendía vivir en su vejez.

Pero este singular personaje, aunque bohemio y aventurero, también estudió medicina, fue maestro nacional, practicante e ingresó en la antigua escuela de periodismo de “El Debate”. Viajó por toda Europa y África con el espectáculo “Un hombre y una maleta forman el espectáculo más grande del mundo”. Su gusto por las antigüedades, le llevó a coleccionar objetos pequeños, según él por no disponer ni de dinero ni de casa lo suficientemente grande para albergar objetos más grandes.  Fue en África donde más tiempo estuvo, quizás, casi seguro, empujado por su espíritu aventurero y contaba un sin fin de anécdotas, entre las que destacaba siempre, las estratagemas a las que tenía que recurrir para conseguir miniaturas.

MuseoMiniaturasMijas_cabezajibaros

Una vez no le fue posible el acceso a una tribu bauluba y tuvo que montar una sesión de hipnotismo en el camino por el que tenía que pasar. El jefe de la tribu, que era hechicero, cuando lo vio hipnotizar, le ofreció lo que quisiera a cambio de revelarle sus secretos. De este encuentro consiguió el profesor Max la cabeza del hombre blanco reducida, la pieza más valiosa del museo. El profesor Max contaba,que el cabello fue analizado por el F.B.I., que certificó que efectivamente esta cabeza era de hombre blanco, al parecer de un misionero caucasiano que anduvo por esas tierras hacia cien años. Hay autores que opinan que por tratarse de una cabeza de hombre blanco reducida es única en el mundo.

Pero además de la cabeza reducida por los jíbaros, entre las 360 piezas que contiene el museo en total, podemos encontrar otras muchas piezas curiosas y sorprendentes como pulgas disecadas vestidas; una bailarina de ballet tallada en un palillo de dientes; una batalla naval en la cabeza de un alfiler; “La Última Cena” de Leonardo da Vinci sobre un grano de arroz; un retrato de Abraham Lincoln realizado en pintura sobre una cabeza de alfiler; un Padrenuestro escrito en el canto de una tarjeta de visita o una representación de Las Siete Maravillas del Mundo pintadas sobre un palillo de dientes.

MuseoMiniaturasMijas_palillodedientes

En la elaboración de las miniaturas se han utilizado materiales muy diversos pero muy corrientes, que podemos encontrar en cualquier sitio: tizas de escuela, jabón, un alfiler, una cerilla, un palillo de dientes, migas de pan, una chincheta, etc. La colección se presenta en una sucesión de esferas de metacrilato sobre una mesa continua dispuesta en la única sala que compone el Museo. Para que podamos verlas mejor, muchas piezas disponen de lupas y sistemas ópticos de aumento, necesarias para poder veras en muchos de los casos.

Actualmente la gestión de este insólito museo, remodelado en 1992 a imagen del original, está a cargo del Ayuntamiento de Mijas desde que se firmó un convenio con los herederos del Profesor Max, después de su fallecimiento en 1975.

No perdáis la oportunidad de visitar con vuestros hijos esta original colección, en la que seguro pasaréis un rato de lo más entretenido.

Consulta más actividades con niños en Málaga

Fotos: Ayuntamiento de Mijas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Museo de Miniaturas de Mijas
Avenida del Compás, s/n, 29650 Mijas, Málaga España
Cómo llegar




Edad: todas