Paseando por los Jameos del agua

¿Te apetece pasear por los tubos de lava de un antiguo volcán?, ¿te imaginas una piscina rodeada de piedras volcánicas o un escenario en una cueva?, los Jameos del agua en Lanzarote son todo esto y mucho más.

Se encuentran a los pies del Volcán de la Corona, las erupciones crearon un complejo recorrido de túneles y tubos volcánicos, cuando el techo de los túneles se hundió, por los gases acumulados o por la altura que alcanzaron, se crean los Jameos.

Este espacio natural fue rediseñado por el artista César Manrique que le dotó de una estética muy especial y una magia que no dejará indiferente a nadie.

Cruzaremos la pequeña puerta de la entrada y descenderemos por una escalera de caracol cincelada en piedra volcánica y madera, el descenso nos permitirá ver el primer escenario, “El Jameo Chico”, aquí lo más sorprendente es la abundante vegetación y otros elementos que el artista ha incluido para adornarlo.

cangrejosciegos

Dentro de la cueva podemos ver un lago natural con aguas claras y transparentes que acoge a varias especies endémicas de interés científico, los más curiosos son los cangrejos ciegos (únicos en el mundo) que están en el fondo rocoso del lago. Son muy sensibles a la luz y a la salinidad, además les afecta mucho el óxido por lo que es muy importante no tirar monedas al fondo. Son de color blanco debido a la falta de luz, se les conoce vulgarmente como los “jameitos” y son el símbolo de los Jameos del agua.

Para cruzar el lago utilizaremos una pasarela que se encuentra casi escondida con el entorno, ascenderemos un poco por una pared con jardín vertical hasta el “Jameo Grande” en el que se encuentra el auditorio. Está inmerso en el interior de la cueva volcánica y le confieren unas propiedades acústicas envidiables.

La última burbuja accesible al público es el “El Jameo de la Cazuela” en cuyo extremo de la roca surge agua salada como si fuese un manantial.

jameosdelagua

El túnel formado por la erupción del Volcán de la Corona es uno de los más largos del mundo con casi seis kilómetros de longitud, este túnel se prolonga desde el cráter del volcán hasta mar adentro con un tramo submarino de un kilómetro y medio que se denomina “Túnel de la Atlántida”.

El complejo cuenta con zona de restauración y bar aderezado con relajante música ambiental. Una gran ocasión para visitarlo es por la noche.

En el nivel superior podrás disfrutar de un Museo sobre volcanes en el que no sólo te explicarán la actividad volcánica de la isla sino características de los volcanes de todo el mundo.

No es recomendable ir con carritos de bebé o para personas con movilidad reducida.

Posee parking gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jameos del agua
Carretera Orzola Haría, 35520 Lanzarote, Palmas, Las España
Cómo llegar



10:00 - 18:30
Sábados: 10:00 - 22:00

Edad: De 0 a 12