Las vistas desde la Ermita de San Felices

En los impresionantes Riscos de Bilibio, en Haro (La Rioja),  se alza la preciosa Ermita de San Felices que custodia desde las alturas el paso del Ebro por entre los campos de viñedos. Un lugar desde donde se puede disfrutar de unas inmejorables vistas de la zona y casi tocar las nubes.

Antiguamente en este mismo lugar se alzaba un castro romano de defensa de que todavía quedan restos de una de sus murallas. En 1710 se construye la ermita de los Riscos de Bilibio  que tuvo que ser reconstruida varias veces en épocas posteriores.

ermita-de-san-felices-de-bilibio-en-haro-1

La ermita es mundialmente conocida porque acoge la famosa “Batalla del vino”. Esta fiesta tiene su origen en el almuerzo que montaban los vecinos que iban de romería a la ermita, después de la misa y entre bromas, se comenzaban a manchar con el vino de las botas. La Batalla del vino se celebra el día de San Pedro, el 29 de junio, y después de la misa en la ermita de San Felices de Bilibio se entabla una “cruenta” batalla en la pradera donde el proyectil es el vino tinto y el que gana es el que más mojado y morado termina.

Batalla_del_Vino_-_Haro_-_La_Rioja

Subir hasta la Ermita de San Felices es una buena ocasión para poder disfrutar de unas inmejorables vistas de los viñedos y de la comarca de Haro y de la entrada del Ebro a La Rioja a través de las Conchas de Haro. San Felices es un templo al borde de un precipicio, un lugar desde donde se pueden tocar casi las nubes. Hay dos formas de subir al templo por las escaleras que tienen menos pendiente o por la rampa que tiene una pendiente mucho más pronunciada. Las escaleras están empedradas y disponen de unas vistas mucho más interesantes, merece la pena ir por ese lado. El último tramo es de escaleras metálicas y puede ser el más complicado si vamos con niños pequeños, pero se salva rápidamente.

En nuestra mochila no puede faltar una botella de agua para hidratarnos durante la subida y la cámara de fotos y los prismáticos para poder contemplar el horizonte desde las alturas.
Las escaleras están acondicionadas pero es bastante difícil subir con un carrito de bebé, si vamos con niños pequeños lo mejor es optar por la mochila de porteo.

sanfelices

Junto al parking hay una zona de merendero donde podremos disfrutar de una rica comida campestre, el área cuenta con mesas, bancos, papeleras y una fuente.

La Ermita de San Felices de Bilibio es un templo en las alturas de un risco que merece la pena visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ermita de San Felices de Bilibio
Riscos de Bilibio Haro, Rioja, La España
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis