Viaje al pasado en un Castillo-Museo

El Castillo de la Yedra está situado en el municipio jienense de Cazorla, en un enclave de excepción como es el Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y las Villas. A este castillo también se lo conoce popularmente como el Castillo de las Cuatro Esquinas, para diferenciarlo del Castillo de Salvatierra o Castillo de las Cinco Esquinas, debido a la forma de pentágono que tiene su planta. ¿Lo visitamos?

La estructura original de esta fortaleza, probablemente sea del siglo XI y tenga su origen en la época Almohade aunque, la que ha llegado hasta nuestros días, data de la época del Arzobispo Pedro Tenorio, quien la restauró y reforzó, ya que debido a la cercanía del Reino de Granada, las luchas entre moros y cristianos eran frecuentes. En esta época fue cuando se construyó la Torre del Homenaje para dar prestigio al poder de los Adelantados o dignatarios reales. La solidez del edificio se percibe en sus muros, que en la parte baja alcanzan un grosor de cuatro metros. Las mazmorras del castillo están asociadas a la leyenda de “La Tragantía”, una criatura fabulosa que aparece en la noche de San Juan y que se recuerda cada año en la famosa Noche de la Tragantía.

El Castillo fue perdiendo importancia estratégica y militar en los siglos XVII y XVIII y no empezó a recobrar interés hasta la Guerra de la Independencia Española, a principios del siglo XIX. Durante la desamortización de Mendizábal, pasó a ser propiedad municipal hasta que posteriormente fue vendido, pasando a manos privadas. Fue en 1972 cuando fue expropiado a la Fundación Marín García, de las Hermanas Mercedarias de la Caridad, y restaurado, para convertirse en sede del Museo de Artes y Costumbres Populares inaugurada en 1983, siendo declarado Monumento Histórico Artístico dos años más tarde.

El Museo de Artes y Costumbres Populares “Alto del Guadalquivir” se divide en dos partes muy diferenciadas: la Sección de Historia y la Sección de Artes y Costumbres Populares, que reflejan la historia y las vicisitudes por las que ha pasado este lugar hasta convertirse en lo que hoy es, así como lo que era la vida en la Andalucía rural en aquellos tiempos.

CastillodelaYedra_cristo

Sección de Historia

Está ubicada en la Torre del Homenaje, la zona más noble de toda la fortaleza. Su construcción fue concebida exclusivamente para un uso militar, de ahí su sobria estructura, muy apropiada para la temática que veremos en su interior: la historia del Adelantamiento de Cazorla, señorío que el rey Fernando III concedió al Arzobispo de Toledo, para proteger el valle del Guadalquivir. Consta de tres salas:

La Primera Sala, está formada por una capilla en la que se ha instalado un Cristo románico-bizantino de tamaño natural, en la que también podremos ver una completa colección de pinturas anónimas del siglo XVII, que representan a los Apóstoles, así como una talla barroca del obispo San Ambrosio.

La Segunda Sala o Sala de Armas, está decorada con panoplias en forma de escudo con diversas armas: espadas, ballestas, hachas, alfanjes, etc. Además dispone de dos armaduras y arcones tallados, así como mobiliario de los siglos XVI y XVII. Bajo la puerta, figura el escudo de armas del Arzobispo Sandoval que data de 1606

La Tercera Sala o Sala Noble, es la que más destaca desde el punto de vista arquitectónico, por su terminación en una bóveda de crucería gótica y sus ventanales de arcos apuntados con parteluz, también gótico. En ella se exponen tres tapices flamencos del siglo XVII, firmados por Ian Raes y cuatro bargueños formando conjunto con sus correspondientes mesas del siglo XVIII.

CastillodelaYedra_cocina

Sección de Artes y Costumbres populares

Esta sección se encuentra en un edificio anexo a la Torre del Homenaje. Fue la primera residencia de verano de la familia Marín García, quien efectuó varias remodelaciones que no concordaban con la construcción original, por lo que hubo que restaurar y reconstruir este edificio antes de destinarlo a Museo. También consta de  tres salas:

La planta de entrada al Museo exhibe tres paneles con útiles de labranza, así como dos maquetas que representan la recolección de aceituna y del cereal, respectivamente. Desde esta Primera Sala se accede al patio del castillo, donde se exponen aperos y utensilios agrícolas como trillos, arados, etc.

En la Segunda Sala se muestran tres maquetas de molinos de aceite de distintas épocas que nos enseñan cómo funcionaban las almazaras y como se elaboraba el aceite, así como restos de cerámica árabe encontrada en el castillo.

Por último, la Tercera Sala, ha sido concebida para mostrar una típica y amplia cocina cazorleña con todo su ajuar y utensilios propios de esta estancia. Se completa con maquetas de dos cortijos, uno de campiña y otro típico de la sierra y dos paneles con una vajilla de cerámica granadina, conocida como Fajalauza.

Recorrer el Castillo de la Yedra y el  Museo de Artes y Costumbres Populares Alto del Guadalquivir, será como un auténtico viaje en el tiempo para toda la familia ¿Os lo vais a perder?

Consulta más actividades con niños en Jaén

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Castillo de la Yedra y Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir
Camino del Ángel, s/n, 23470 Cazorla, Jaén España
Cómo llegar




Edad: todas

Precio: gratis