De ruta por el Monasterio de Miramar

¿Te apetece descubrir uno de los monasterios más bonitos de la isla de Mallorca?, no te pierdas la visita al Monasterio de Miramar.

El Rey Jaume II fundó en 1276 en este monasterio una escuela de árabe y de otros idiomas para los misioneros que intentaban convertir a los musulmanes en el norte de África. Años después se convirtió en residencia del Archiduque y se construyeron cerca de ella todo un sistema de miradores y caminos muy interesantes de visitar.

La ruta que vamos a realizar es familiar y tan sólo emplearemos unos 45 minutos en llevarla a cabo, como siempre el tiempo es estimado porque dependerá de los descansos que realicemos y el tiempo que empleemos en estar en los diferentes tramos de la excursión así como las capacidades y características de nuestra familia.

Monasterio_de_Miramar_7

Para llegar al Monasterio de Miramar en coche debemos tomar la carretera que va de Valldemossa a Deià, la Ma-10, y el desvío se encuentra en el km 67,5. Dejaremos el coche en el aparcamiento habilitado para ello.

La visita al Monasterio es autoguiada, comenzaremos en la Almazara y continuaremos por los jardines donde se encuentra uno de los accesos a la Iglesia de Santa Magdalena. Una vez que veamos parte de este edificio saldremos por la fachada que da al mar y seguiremos las flechas amarillas que nos llevarán hasta un mirador. Desde este lugar veremos una parte de la costa y la península de Sa Foradada y las ruinas de la capilla de Ramón Llull.

En los jardines de Sa Torre des Moro disfrutaremos con las paredes terminadas en almenas y los estanques y las cruces. Debemos continuar a la izquierda y cruzar una pequeña puerta con candado, es recomendable dejar la puerta cerrada una vez que salgamos por ella porque sino las cabras silvestres se cuelan en el jardín y acaban con todas las flores y plantas.

foto_rut810

Seguimos el torrente que está canalizado y bajamos unos pequeños escalones, ¡no os resbaléis porque suelen estar mojados!, al final de los escalones nos encontraremos con un puente que cruzamos. Pasamos otra puerta y seguimos de frente hasta tomar el sendero de la derecha, cuando nos topemos con otro desvío a la izquierda.

Llegaremos a uno de los puntos más interesantes del recorrido la Capilla o Mirador del Beato Ramón Llull, las vistas son impresionantes, la capilla por desgracia está destruida porque hace unos años un rayo acabó con ella.

Volvemos sobre nuestros pasos y cruzamos el puente, podemos volver hasta Miramar pero a unos 100 metros también encontraremos otro mirador que merece la pena que tiene forma de herradura. Desde este último lugar volvemos al sendero, esta vez rodeado de cipreses.

monestir-de-miramar

No nos perderemos si seguimos las flechas rojas que nos llevarán hasta el aparcamiento donde está nuestro coche o hasta le jardín.

Aunque es una ruta muy pequeña no nos podemos olvidar de llevar ropa y calzado adecuado a la estación del año en la que nos encontremos y algo de agua y picoteo por si a los peques o a nosotros nos entra hambre.

¡Nos vemos en el Monasterio de Miramar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Monasterio de Miramar
Monasterio de Miramar, 07170 Valldemossa, Mallorca, Islas Baleares España
Cómo llegar

Edad: De 3 a 12

Precio: gratis