Parque de Kristina Enea

El Parque de Kristina Enea es el más grande de la ciudad. Se halla cerca de la Estación del Norte.

Se accede desde el paseo de Duque de Mandas en honor a quien legó para la ciudad, lo que en su día fue su residencia donostiarra.

Cuando el parque fue entregado a la ciudad contaba con una extensión de 78.979 m², de los que 993 m² correspondían a superficie edificada, el palacio, la capilla, las cocinas, la portería y dos casas más.

El parque cuenta actualmente, gracias a las adquisiciones realizadas por el ayuntamiento en diversos momentos, con una superficie de 94.960 m², de los que 16.660 m² corresponden a viales, 1.300 m² a edificios o ruinas y 780 m² al estanque.

La distribución del palacio, que data de 1890, se debió a José de Osinalde. Consta de planta baja y dos pisos. La planta baja acogía a la zona noble del palacio. Por la entrada principal se accede a un vestíbulo donde nace una gran escalera de madera por los que se accede a los pisos superiores. Por la puerta situada a la derecha del vestíbulo se llega al comedor y a la biblioteca. A la izquierda la entrada al gran salón. La primera planta alberga diversas habitaciones.

El parque, cuyo diseño corrió a cargo de Pierre Duccase, cuenta con una colina en su centro donde existen multitud de especies de árboles y flores, entre otras cuestiones gracias a que el Duque de Mandas impuso la condición para su legado que no se pudiesen talar los árboles. El recinto también alberga un estanque con patos y un recinto con varios animales como pavos y ciervos en la parte más alta del parque. La construcción principal es el pequeño palacio de Cristina-Enea, de estilo vasco, con entramado de madera en la fachada, frente al cual se halla el busto del Duque de Mandas realizado por Joaquín Barriola.

El centro medioambiental de Cristina Enea ocupa el solar de la que fuera residencia de Fermín Lasala y el edificio anexo que ocupaban las cocinas y la capilla, un espacio que ha sido rehabilitado. A partir de ahora, exposiciones medioambientales o relacionadas con la sostenibilidad, cursos para niños y graduados, una exposición permanente y otras temporales, una sala de proyecciones, un centro de documentación especializado en medio ambiente, la sede de Naturgintza y de la Agenda 21 «convertirán a Cristina Enea en el centro de recursos medioambientales más importante de todo el Estado, por su tamaño y por el lugar donde se ubica».

En la parte trasera del edificio una estructura acristalada sirve para ubicar el ascensor y las escaleras que comunican los diferentes niveles del centro y que conducen a la galería subterránea, que conduce al solar de la antigua capilla y cocinas. Este pasadizo, que recibe luz natural a través de unas claraboyas que penetran el suelo del parque, será la sede de la exposición permanente sobre parques y jardines. En el segundo edificio se encuentra la gran sala polivalente para reuniones o conferencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parque de Cristina Enea
Mandasko Dukearen Pasealekua, 66, 20012 Donostia, Gipuzkoa
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis