Ruta de la Caras de Buendía

La ruta es un lugar perfecto para practicar senderismo en su extenso pinar, mientras se contemplan estas singulares obras de arte, que, por su tamaño y originalidad, dejarán asombrados a padres e hijos.

El recorrido se visita en unas dos horas y es una ruta fácil para ir con niños pequeños, que disfrutan de las esculturas y van haciendo fotos a todas las caras.

Frente a los dos pequeños olivos, a la izquierda de las tierras de cultivo, parte una senda señalizada, que siguiéndola, a unos 200 m, encontraréis la primera escultura, la Moneda de Vida, un bajorrelieve alegórico de 2 m, la senda continua de frente, pero a los pocos metros gira hacia la izquierda, pasando junto a unas paredes rocosas. En éstas hay 4 esculturas, Cruz TemplariaKrishnaMaitreya y Arjuna, a escasos metros unas de otras.

La senda continua en paralelo a las rocas, divisándose una esplendida panorámica del pantano de Buendía. Recorridos 150 m, se ve la Espiral del Brujo, escultura alegórica, junto a otra, Chemary un gran gnomo.

Éstas se encuentran escasos metros del aparcamiento, pero si queréis continuar la ruta seguiréis la senda que parte de la cara llamada Chemary, y recorridos unos 250 m se llega a una pequeña explanada llena de olivos donde está La Monja, una cara de 1,60 m.

Junto a la Monja pasaréis junto a una covacha, y continuando a escasos metros bajaréis una pequeña pendiente y entre las rocas y pinos, encontraremos al Chamán, mirando al pantano.

En los alrededores se encuentran también una serie de rostros de entre medio metro y un metro y medio de altura con nombres tan curiosos como el Extraterrestre y el Beethoven de Buendía.

caras-de-buendia

La senda continua siguiendo la mirada del Chamán en dirección al pantano, en un alto se divisa una calavera llamada De Muerte.

En la misma peña, por el otro lado, está la Dama del Pantano, mirando a la presa. Desde la Dama, sale una senda paralela al agua en dirección a Buendía que nos lleva hasta la Peña de las Vírgenes, a unos 300 m. En ella están esculpidas en una pared rocosa las tres últimas esculturas: La Cruz del Temple, de 0,8 m de diámetro, La Virgen de la Flor de Lis, y a su derecha La Virgen de las Caras.

Además podéis ver la Ermita de los Desamparados donde disfrutaréis de un maravilloso paraje conformado por un meandro del río Guadiela, remansado por la presa de Bolarque y encajada entre los desniveles de la Sierra de Altamira.

Cerca está el embalse de Buendía, donde después de la vista, podéis acercaros a practicar deportes acuáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buendía
Plaza Constitución, 1, 16512 Buendía, Cuenca
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis