Los Monstruos de la Laguna de Uña

Al abrigo de las escarpadas rocas y de las templadas aguas de la Laguna de Uña viven unos terribles monstruos alados capaces de nadar o al menos eso cuenta la leyenda, ¿te atreves a visitar este paraje tan singular y descubrir el misterio que esconde?

La Laguna de Uña en la provincia de Cuenca es un lugar cargado de misterio que ha servido para dar vida a varias leyendas. Contadas de generación en generación al amor de la lumbre en las frías y oscuras noches de invierno, las leyendas han tomando forma hasta llegar a nuestros días.

Cuentan los más ancianos del lugar que en los meses de verano, a finales del SXIX se vieron algunos monstruos viviendo en la laguna. Dos hermanos adolescentes descansaban junto a las templadas aguas de la laguna cuando vieron entre los juncos una figura de serpiente, parecida más a un lagarto, pero de tamaño mucho mayor, los pobres huyeron despavoridos sin volver la vista atrás.

En otra ocasión un labrador que fue a dar de beber a sus mulas vio como un lagarto gigantesco se acercaba ferozmente a sus mulas, tanto los animales como el pastor salieron corriendo del lugar.

LagunadeUña

Otra historia cuenta que una mujer caminaba tranquilamente hacia su huerto que estaba cerca de la laguna cuando sintió como el aleteo de un gran pájaro a sus espaldas, al darse la vuelta pudo ver como se adentraba en el agua.

Todas estas historias y muchas más podrás leerlas en el libro Historias y Leyendas de Cuenca, de Manuel Tirado Zarco.

La Laguna de Uña, metida dentro de la Hoz de los Cortados, conserva ese halo de misterio y es un lugar de gran belleza para visitar y pasar un día inolvidable.

La laguna es artificial y su función es servir como depósito de agua. No está permitido el nado ni los deportes acuáticos en la laguna debido a que conserva su “carácter salvaje”.

Se puede acceder hasta las aguas de la laguna a través de un embarcadero/mirador de madera.

laguna_uña_top

El entorno es perfecto para realizar una pequeña ruta entre la Hoz y las paredes de roca y disfrutar de las vistas a la laguna. Podemos llevarnos comida y comer disfrutando del paisaje. Si tenemos suerte podremos ver algunos ciervos, jabalíes, patos, cigüeñas y buitres.

Es recomendable llevar ropa cómoda y calzado adecuado para corretear entre las rocas, la mejor hora para visitar la laguna es el atardecer para ver los rayos de sol incidiendo sobre el agua.

Si remontamos el arroyo del Rincón, disfrutando de un agradable paseo, llegaremos hasta La Escuela Regional de Pesca situada en un lugar idílico a los pies de la roca. Esta escuela está pensada para educar en el respeto al medio ambiente. Un poco más adelante también nos encontraremos con la piscifactoría.

Escuela regional-depesca-fluvial

Si visitamos la zona en otoño, invierno o primavera debemos llevar calzado y calcetines de repuesto ya que la zona es bastante húmeda y podemos acabar con los zapatos mojados.

Llevar cámara de fotos para fotografiar la zona y prismáticos para ver los buitres en las paredes de roca.

¿Te atreves a buscar al monstruo de la Laguna de Uña?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Laguna de Uña
Plaza de la Constitución, 1, 16152 Uña, Cuenca España
Cómo llegar

Edad: De 3 a 12

Precio: gratis