Las fortalezas de la Manchuela conquense

¿Te apetece descubrir tres de las fortalezas de la Manchuela conquense?, ¿nos vamos de rutas de castillos? ¡Pues cálzate tus botas que empieza nuestra excursión!

En este recorrido vamos a ver paisajes naturales impresionantes y seguiremos los pasos que dejó el Marquesado de Villena y el Infante Don Juan Manuel, visitaremos tres fortalezas y aprenderemos un poco de historia, ¿un plan chulo verdad?

castillogarcimunoz

Nuestra ruta comienza en la localidad de Garcimuñoz, en la parte más alta del pueblo nos encontraremos con el castillo que lleva el nombre del pueblo: El Castillo de Garcimuñoz, mandado construir por el infante Don Juan Manuel.

Este castillo es de planta cuadrada y tiene unos muros poderosos que terminan en torreones circulares. En el siglo XVII se construyó la iglesia y durante muchos años en los que estuvo abandonado se utilizó como cementerio.

Si vamos a ver el castillo de cerca tan sólo podremos contemplar el exterior que es lo que se conserva y los sótanos que fueron usados como tumbas. Aún así es un paseo muy interesante y agradable y es muy divertido pasear por entre las murallas.

Castillo y Murallas de Alarcon. Alarcon. Cuenca

Seguiremos nuestra ruta hasta llegar al Castillo de Alarcón, rodeado por el río Júcar y situado en lo alto de una montaña.

Es una fortaleza medieval mandada construir por Alfonso VIII en el siglo XII. Años después fue reformado por el Infante Don Juan Manuel y posteriormente por el Marqués de Villena.

Es también de planta cuadrada y lo peculiar es que tiene doble recinto defensivo. La Torre del Homenaje es espectacular y las almenas están rematadas con puntas de flecha.

La fortaleza en realidad está adherida a la roca, a la muralla y a la ciudad creando un conjunto defensivo prácticamente inexpugnable.

Actualmente se ha convertido en el Parador Nacional de Turismo Marqués de Villena y las zonas comunes son visitables y de acceso público y libre. Si eres afortunado tal vez puedas pasar una noche entre sus muros y dormir como un auténtico caballero o una princesa en un castillo de verdad. ¿A que sería genial?

enguidanos-sb-5

Nuestra ruta por la Manchuela conquense termina en el Castillo de Enguídanos, una fortaleza que se eleva entre las Hoces del Río Cabriel y el Embalse de Contreras.

Es una fortaleza árabe construida en los siglos X y XI que en la reconquista cristina sufrió grandes destrozos. Durante los siglos XIV y XV sufrió reformas y se terminaron algunas partes de la edificación incluyendo elementos defensivos con variaciones como subir la altura del torreón.

Hace poco fue restaurado y las vistas desde allí son simplemente espectaculares.

El acceso a estos castillos no está habilitado para personas con movilidad reducida ni carritos de bebés salvo el Castillo de Alarcón que ahora es Parador Nacional.

Si vamos a realizar la ruta recomendamos llevar calzado adecuado para recorrer las murallas y subir hasta las fortalezas, además es aconsejable llevar una botella de agua y algo de picoteo aunque en cualquiera de las tres poblaciones por las que vamos a pasar podemos parar a comer o a tomar un bocadillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Provincia de Cuenca
16002 Cuenca, Cuenca España
Cómo llegar

Edad: De 3 a 12

Precio: gratis