Las espuelas de oro de Quevedo

Don Francisco de Quevedo fue nombrado Caballero de la Orden de Santiago en 1617, para disimular su cojera usó unas espuelas de oro durante el nombramiento. ¿Quieres saber qué pasó con esas espuelas de oro y donde están en la actualidad? Para ello tendremos que visitar El Convento de Santo Domingo, donde Quevedo pasó sus últimos días y la ciudad de Villanueva de los Infantes en Ciudad Real. ¿Te apuntas a descubrir esta leyenda literaria?

quevedo

Quevedo murió en el Convento de Santo Domingo en Villanueva de los Infantes el 8 de septiembre de 1645. Sus restos mortales fueron sepultados con las “famosas espuelas de oro” en una de las capillas nobles de la Parroquia de San Andrés.

Algunos años después se celebró una fiesta taurina en la Plaza Mayor, el público se quedó asombrado al ver como un joven de la nobleza local portaba unas espuelas de oro. El joven se dispuso a lidiar un toro tal y como era la costumbre de la época.

Nada más salir al ruedo el toro embistió al joven con una bravura inusitada y tanto el caballo como el jinete fueron derribados y muy mal heridos. El joven caballero Don Diego tan sólo pudo murmurar “las espuelas”…

El misterio quedó resuelto al descubrir que pocos días después de haber enterrado a Quevedo el joven noble mandó profanar la tumba y hacerse con las codiciadas espuelas de oro.

Nadie tuvo ninguna duda de que el trágico final del joven fue provocado por el espíritu agraviado de Quevedo.

¿Y donde están las espuelas? Pues nadie lo sabe con certeza porque ese día desaparecieron misteriosamente. ¿Alguien las robó y el espíritu de Quevedo le persiguió hasta la muerte? ¿O fue el propio fantasma del literato el que guardó de nuevo las espuelas junto a los restos mortales de Quevedo?

Si visitamos Villanueva de los Infantes no debemos dejar de visitar  la Parroquia de San Andrés del SXVI donde se encuentran los restos de Francisco de Quevedo.

La Plaza Mayor es una de las más bonitas de España y en ella se celebran fiestas taurinas desde 1630.

Si paseamos por sus calles empedradas descubriremos casas señoriales y palacios con diferentes escudos y blasones. Una de estas casas, La Casa del Caballero del Verde Gabán fue descrita por Cervantes en el capítulo XVIII de la segunda parte de El Quijote.

Villanueva_de_los_Infantes.-_Balconada_Plaza_Mayor

Edificios interesantes para ver son el Hospital de Santiago, la Casa de los Estudios o la Casa de la Inquisición.

El Convento de las Monjas Franciscanas es el más antiguo de la ciudad y en los jardines del Convento de los Trinitarios podemos realizar una parada y descansar disfrutando de la tranquilidad.

Convento_De_Santo_Domingo

El Convento de Santo Domingo fue la última morada de Francisco de Quevedo, en su honor la última semana de agosto se celebra un Festival Internacional de Poesía organizado por la Orden Literaria Francisco de Quevedo.

Lo curioso de este certamen es que a los ganadores se les arma caballeros en una ceremonia basada en las costumbres del siglo XVII.

Debemos visitar la Oficina de Turismo al llegar al pueblo, se encuentra dentro del Museo de El Mercado, y allí nos indicarán que lugares son los más interesantes para visitar (dependiendo del tiempo del que dispongamos), y cuáles son sus horarios.

El pueblo tiene diferentes locales para poder comer.

Muchas de las calles están empedradas lo que hace un poco más incómodo el uso del carrito o la silla de ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Villanueva de los Infantes
c/ Cervantes, 16 Dentro del Museo "El Mercado", 13320 Villanueva de los Infantes, Ciudad Real España
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis