Los bombos, unas construcciones muy curiosas

Si vamos de ruta por los alrededores de Tomelloso seguro que nos encontramos con unas construcciones muy extrañas denominadas Bombos, estos edificios se utilizaban antiguamente para alojar a pastores y labradores juntos a sus animales y sus aperos de labranza. ¿Te apetece venir a conocerlos?

Los Bombos servían como resguardo de la intemperie para los hombres del campo mientras realizaban sus faenas agrícolas o ganaderas, algunos servían como vivienda durante todo el año y otros eran temporales ya que tan sólo se utilizaban unas semanas concretas del año.

289_bombos

Están fabricados de forma natural con la piedra del lugar (lajas o lanchas) que se iban desenterrando según se araba la tierra. Estas piedras se iban amontonando en las lindes y después se usaban para crear los bombos o pequeños muretes.

Construirlos no es tan sencillo ya que necesita una técnica muy esmerada en la que se coloca piedra sobre piedra sin ningún tipo de masa (cemento, barro o cualquier otra) que lo ligue, en arquitectura a estas construcciones se las denomina “piedra seca”. El tejado está realizado en falsa bóveda y normalmente la planta es circular. Los bombos se empezaron a construir en la segunda mitad del silgo XIX como consecuencia de la extensión del cultivo de la vid.

Tomelloso_Bombo_del_Museo_del_Carro

Por dentro estos edificios tienen una chimenea para el fuego, poyos para sentarse (son unos bancos de piedra), hornacinas a modo de estanterías o alacenas, estacas clavadas en las paredes o ganchos donde normalmente se colgaban los aperos una vez que se terminaba la faena y una zona de cuadra para los animales que al estar comunicada con la estancia principal proporcionaba calor durante la noche.

Podemos ver diferentes tipos de bombos, algunos más redondeados y otros más alargados, unos más nuevos que otros si pasemos por los alrededores de Tomelloso pero si queremos ver uno por dentro podremos hacerlo en el  Museo del Carro y Aperos de Labranza, allí se encuentra “El Bombo” construido por Pablo Moreno e inaugurado en 1970.

Os recomendamos acudir a la Oficina de Turismo de Tomelloso donde os podrán proporcionar una guía sobre los bombos que se pueden visitar, algunos tan solo por fuera y otros por dentro.

bombo4

La mayoría de estos edificios están en el campo por lo que tendremos que llevar calzado y ropa cómoda para pasear por los caminos de tierra sin hacernos daño.

La ruta no está adaptada para carritos de bebés ni para silla de ruedas, si vamos con niños muy pequeños lo mejor es optar por la mochila de porteo.

¿Te vienes a conocer un bombo por dentro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bombos de Tomelloso
13700 Tomelloso, Ciudad Real España
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis