Parque Paleolítico de la Cueva del Valle

Paseando por un bosque en busca de una cueva habitada en el Paleolítico os encontraréis con un enorme mamut. ¿Dónde? En el Parque Paleolítico de Rasines, donde podéis hacer una sencilla ruta de senderismo, en la que pasaréis unas dos horas y media, llena de aventuras para los niños.

Junto a la entrada del Parque encontraréis un aparcamiento y un área recreativa con mesas de madera. Con la excusa de ver la cueva y el mamut, podéis organizar un picnic o una merienda y hacer una excursión completa para pasar el día en familia.

Cueva del Valle_area recreativa
El acceso al Parque es libre durante todo el año. Si elegís un día nublado o de lluvia el camino en el Parque puede estar algo embarrado, lo cual, si vais bien pertrechados con una botas de agua, aporta más aventura aún y es muy divertido para los más pequeños.

El parque es cruzado varias veces por las “surgencias” kársticas que dan lugar al nacimiento de un río, el río Silencio, y que hay que cruzar saltando de piedra en piedra o a través de puentes de madera.

Cueva del Valle_entrada
Adentrándose un poco más a lo lejos veréis a un mamut entre los árboles. A medida que os acerquéis descubriréis que en realidad se trata de una reproducción a tamaño real, pero ¡parece tan real!

Es el lugar idóneo para detenerse a sacarse miles de fotografías de los niños junto al mamut.

Cueva del Valle_Mamut
Por el camino veréis también un lavadero de mineral y la boca de una antigua mina, ¡¿qué misterios esconderán?!

Además, el parque cuenta un arboretum paleolítico y varios paneles interpretativos que os explicarán el antiquísimo origen de las plantas que veis, y el hábitat y las formas de vida del período paleolítico.

Con suerte podréis ver corzos y otros pequeños animales del bosque correteando entre los árboles.

Al final del camino encontraréis el elemento principal del Parque, la Cueva del Valle, habitada en tiempos del Paleolítico, donde se han encontrado numerosos restos que ahora se conservan en el Museo de Prehistoria en Santander.

Cueva del Valle_exterior
La gran entrada de la Cueva es impresionante, pero lo mejor está en lo que esconde en su interior: una red de galerías más de 60 kilómetros, una de las más extensas de Europa. Pero, ojo, no es posible visitar su interior con los niños. Está reservado para grupos experimentados de espeleología.

No olvidéis llevar una linterna para ver el interior de la cueva, hasta donde se puede entrar con los niños.

Toda una aventura paleolítica para grandes y pequeños. ¿Os lo vais a perder?

Consulta más planes para niños en Cantabria.

Fotos cortesía de Ayuntamiento del Ayuntamiento de Rasines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parque Paleolítico de la Cueva del Valle
Barrio de Helguera s/n, 39860 Rasines, Cantabria España
Cómo llegar

Edad: De 2 a 12

Precio: gratis