Sant Miquel del Fai

El impresionante Monasterio de Sant Miquel de Fai está situado en la localidad de Riells, en la comarca del Vallés Oriental en Barcelona. Su construcción es una de las mejor conservadas y más representativas del gótico catalán y el entorno natural que le rodea es una auténtica maravilla.

El Monasterio está rodeado de riscos y la Iglesia está construida sobre una capilla del siglo X que se adentra en una cueva. El conjunto monumental además cuenta con un pequeño museo y una sala de audiovisuales. Uno de los grandes atractivos del lugar es el impresionante salto de agua que realizar el Río Tenes en ese punto de la montaña.

800px-RI-51-0005209

Un camino de bajada por la montaña nos llevará hasta la puerta de entrada y la Plaza de la Abadía. Una de las paredes de esta plaza es la propia ladera de la montaña que le hace de apoyo, además se puede ver un arroyo con pequeños lagos que reciben el agua del deshielo y de las lluvias que filtran las rocas lentamente. Frente a la plaza se encuentra la Casa del Priorato que acoge la casa del Prior y las dependencias de los monjes de la época, un poco más adelante está la fonda que recibía los viajeros que se acercaban al Monasterio.

Desde la terraza del mirador se tienen unas inmejorables vistas del valle y de las localidades vecinas de Bigues y Riells. El camino continúa por un pequeño pasillo de piedra (que antiguamente fue el corredor del Claustro) y que lleva directamente a la Iglesia de San Miquel, la única iglesia construida debajo de una cueva.

Una vez visitada la Iglesia el pasillo continúa hasta una plaza más grande donde está la Sala de Audiovisuales en donde se puede disfrutar con unos vídeos que explican la historia y las leyendas del lugar. Justo al lado está el Museo donde se pueden ver fósiles que se han encontrado en el Monasterio y sus alrededores y que muestran que el lugar ya estuvo habitado en la era neolítica.

800px-Sant_Miquel_del_Fai

La cascada es, sin lugar a dudas, uno de los espacios más importantes del complejo,  se llega hasta allí a través de unas escaleras que bajan por la montaña y si se continúa el camino se llega hasta la Cueva de Sant Miquel, el agua chorrea constantemente por sus paredes y se pueden ver estalactitas y estalagmitas. Si se sube por las escaleras se llegará al camino principal y a la Plaza del Reposo.

El camino sigue hasta el misterioso Lago de las Monjas y un poco más adelante se llega al Salto de agua del Río Tenes. Si se cruza el arco se llega al inicio del Camino de la Ermita que llega hasta la zona de picnic y el parque infantil, este es el mejor lugar para tomar una rica comida campestre y reponer fuerzas.

Sant_Miquel_del_Fai_El_Tenes_i_el_Rossinyol_2009

La visita termina con la Cueva  de las Toscas a la que tan solo podrán pasar los más valientes y los que no tengan claustrofobia. Para acceder al interior hay que hacerlo mediante una visita guiada por expertos y hay que i provistos con cascos.

San Miquel del Fai no está acondicionado ni para carritos de bebés ni para silla de ruedas, si vamos con niños pequeños lo mejor es optar por la mochila de porteo.

Fotos Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sant Miquel del Fai
Carretera Sant Miquel del Fai, 08182 Sant Feliu de Codines, Barcelona
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: De 4 € a 8 €