Piscina de Las Canales en una villa alegre

La Piscina natural de Las Canales se encuentra en el precioso pueblo albaceteño de Letur, localidad rodeada de profundas gargantas rocosas que se eleva sobre un cerro conocida como una “villa alegre y de mucho agua y frescuras”. ¿Te vienes a zambullirte en sus aguas?

El agua del arroyo de Letur es el que alimenta estas piscinas naturales. El arroyo nace entre las sierras de los Estepares y de la Umbría de Mata a unos 1.100 metros de altitud por lo que sus aguas están muy frías. ¡Sólo apto para valientes muy acalorados!

La zona no tiene aparcamiento por lo que debemos dejar nuestro coche en algún lugar indicado para ello y después ir andando hasta la piscina. No dispone ni de baños ni de socorrista y el agua, aunque fría, está muy limpia. Debemos tener especial cuidado con los más pequeños porque en algunas zonas es bastante profunda, si no saben nadar muy bien es aconsejable que lleven los manguitos o cualquier otro sistema de flotación. Podemos dejar la toalla bajo la sombra de alguno de los árboles que rodean la zona. El acceso a la piscina es gratuito.

fuente

La zona de Las Canales se encuentra en el casco antiguo del pueblo y está rodead por unos jardines y fuentecillas perfectos para, después del chapuzón, darnos un paseo refrescante.

Debemos llevar en nuestra mochila la ropa de baño, la toalla, crema protectora y gorra. Os aconsejamos también llevaros vuestra comida y disfrutar de ella en la zona.

Un consejo si visitas la localidad cuando estén en fiestas patronales no te acerques por la piscina pues es costumbre tirar a todo el mundo a sus refrescantes aguas.

carco_petaco

Una ruta obligada después de haber disfrutado de un delicioso y refrescante baño en Las Canales es ir hasta el arroyo de Letur y seguir su curso para llegar a ver la cascada de El Charco Petaco, veremos bonitos paisajes e iremos acompañados en todo momento por el rumor del agua del arroyo. El camino es todo de bajada pero en verano es aconsejable realizarlo a primera hora de la mañana o a última de la tarde porque el calor y el sol nos darán de lleno y podemos acalorarnos bastante.

Llegar hasta el Charco Petaco es una aventura en plena naturaleza pues hay que adentrarse entre las rocas y las hierbas. Hay que tener especial precaución y no resbalar en las rocas, no dejar que los peques se suban o trepen por ellas sin nuestra supervisión porque la caía puede ser fuerte.

roca

Una opción diferente a las piscinas convencionales que nos brinda este precioso pueblo de Albacete. ¿Te vienes a conocerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Letur
Plaza Mayor 1, 02434 Letur, Albacete España
Cómo llegar

Edad: De 0 a 12

Precio: gratis