Madrid > Madrid Río

Un puente histórico sin salir de Madrid

puente-de-segovia

Para los que no tengáis vacaciones estos días, ¿qué os parece aprovechar para conocer algunos de los puentes más representativos de la ciudad? Tenemos un solo río, pero son muchos los puentes que cruzan sus aguas y las de sus riachuelos. Os proponemos una sorprendente ruta histórico-cultural por Madrid Río para ¡qué no se diga que no os habéis ido de puente!

Puente-Monumental-Arganzuela.jpgPuente Monumental Parque de Arganzuela: Empezamos nuestro recorrido en un puente singular de reciente construcción, fruto del proyecto Madrid Río y uno de sus principales iconos. Fue diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault. Su construcción comenzó a fines de 2010 y fue inaugurado en marzo de 2011. Se compone de dos tramos tubulares de 278 metros de longitud que se unen en una plataforma central. Conecta las riberas de los distritos de Carabanchel y Arganzuela través de una colina que permite descender al extenso Parque de la Arganzuela. El puente es de uso peatonal y ciclista y los niños lo recordarán porque debajo de él, muy cerquita se encuentran la denominada “Playa de Madrid” y los famosos toboganes, una de las zonas favoritas de los más pequeños ¡y de los no tan pequeños!


puente-de-toledoPuente de Toledo: Es de estilo barroco (churrigueresco) y fue construido entre los años 1718 y 1732 por el arquitecto Pedro de Ribera. Une ambas riberas del río Manzanares, enlazando la glorieta de Pirámides, en la orilla este, con la glorieta del Marqués de Vadillo (Carabanchel), en la orilla oeste. El origen de esta construcción data del siglo XVII, cuando Felipe IV proyectó enlazar la Villa de Madrid con el camino de Toledo por medio de un puente sobre el río Manzanares. El primer proyecto fue concebido por Juan Gómez de Mora y construido por José de Villarreal entre 1649 y 1660, y era conocido con el nombre de Puente Toledana. Sin embargo, una crecida del río lo destruyó poco después, obligando a proyectar uno nuevo en 1671. En 1680, recién terminado el nuevo puente, otra riada lo volvió a destruir. En esta ocasión los encargados de su reconstrucción fueron José del Olmo, que realizó el diseño en 1682 y José de Arroyo, pero fue Pedro de Ribera quien recibió el encargo de realizar el puente actual en el año 1715. Las líneas básicas de este proyecto fueron mantenidas por Teodoro Ardemans cuando se hizo cargo de las obras en 1684. En 1956 el puente es declarado Monumento Histórico artístico y en 1992 es declarado Bien de Interés Cultural.


puente-de-segoviaPuente de Segovia: Es el puente más antiguo (sobreviviente) de la ciudad. Su construcción se inicia en 1574 según Provisión de Felipe II, a cargo del Maestro Mayor de Obras de S. M., Gaspar de Vega, que realiza las trazas y establece las condiciones de ejecución. A la muerte del arquitecto en 1577, con el puente en los cimientos, Juan de Herrera, autor del Monasterio de El Escorial y del Palacio Real de Aranjuez, se ocupa del proyecto realizando nuevos diseños. Las obras, que contaron con un presupuesto de 200.000 ducados, se extendieron entre 1582 y 1584. Se sitúa en el cruce de la calle de Segovia con el río Manzanares, punto que históricamente ha constituido uno de los principales accesos a la villa. Debajo de este puente renacentista podemos disfrutar de unos amplios jardines, fruto del joven proyecto Madrid Río. Cuentan con una superficie de 39.000 metros cuadrados, dos fuentes monumentales y dos jardines fluviales, conformados al abrigo de los antiguos patines de la canalización del río Manzanares, que se han recrecido para generar dos estanques en cada orilla.


puente-del-reyPuente del Rey: Continuamos nuestro paseo por Madrid Río para pasar por uno de sus enclaves más representativos. El Puente del Rey puente se construyó en 1816, durante el reinado de Fernando VII, para acceder a la Casa de Campo, según proyecto de Isidoro González Velázquez de 1815, conformando un conjunto monumental con la Puerta del Rey y con el eje del Campo del Moro que lo relacionaba con el Palacio Real. Con la canalización del Río perdió dos de sus arcos y fue ensanchado de 4,7 metros a 25 metros durante la República por el ingeniero José María Cano para canalizar el tráfico rodado desde Príncipe Pío hacia la Avenida de Portugal.


puente-reina-victoriaPuente de la Reina Victoria: Llegando a San Antonio de la Florida, en el castizo barrio de la Bombilla, nos encontramos con el Puente de la Reina Victoria, conocido popularmente como Puente Victoria, es una construcción de principios del siglo XX, que presenta ciertos toques modernistas. Sus autores fueron el ingeniero José Eugenio Ribera Dutaste y el arquitecto Julio Martínez-Zapata Rodríguez, quienes diseñaron el proyecto en 1907. Su inauguración, en 1909, se hizo coincidir con la festividad de San Antonio de Padua, a quien está consagrada la ermita de San Antonio de la Florida, cuya cúpula y pechinas pintó Francisco de Goya en 1798. Con la llegada de la Segunda República, recibió la denominación de Puente de Galicia. Una vez finalizada la Guerra Civil, recuperó su nombre original, en homenaje a la reina Victoria Eugenia, con la que contrajo matrimonio Alfonso XIII el 31 de mayo de 1906.

Más información: Plano oficial de los puentes y pasarelas de Madrid Río

Otros puentes de interés en Madrid

puente-de-la-culebraEl Puente de la Culebra: Lo encontraréis en la Casa de Campo, en la zona conocida como El Zarzón, situada en el vértice suroeste del recinto y junto a la confluencia del Camino Prado Rodajos en su extremo sur y la Carretera del Zarzón en su extremo oeste; una pequeña presa remansa las aguas del Arroyo Meaques dando lugar a un estanque conocido como Estanque Chico, rodeado de zarzas y espesa vegetación. Sobre el estanque cruza el que originalmente fue llamado Puente Estrecho y que acabó por llamarse Puente de la Culebra, por la forma serpenteante de sus pretiles de granito. Obra de Francesco Sabatini, fue construido en 1782 por orden de Carlos III; y es la obra artística más representativa de las que perduran en toda la Casa de Campo, siendo además un curioso ejemplo de arquitectura barroca italiana en Madrid. En Septiembre de 2003 fue presa de delincuentes, al serle sustraidos los diez pináculos de granito que adornaban sus pretiles, de los que sólo aparecieron tres en las inmediaciones. Un año después el Ayuntamiento invirtió 32.000 euros en la restauración del puente.


puente-arroyo-del-reyPuente sobre el Arroyo del Prado del Rey: Situado también en la Casa de Campo, data de 1780. Fue Carlos III quien ordenó el cierre del “Real Bosque”, fijando la forma que ha llegado a nuestros días. Las llamadas “rejas” son unas construcciones híbridas de puente y puerta que tenían que resolver el problema de permitir el paso del agua de arroyos y barrancos, en las riadas, y a la vez impedir el acceso de extraños, para lo cual se realizaron unas aberturas parecidas a portones, que estaban cerrados con rejas de hierro. Para resistir el gran empuje de las aguas en las riadas de los arroyos, estas puertas están flanqueadas por potentes estribos, que adoptan la forma de tajamares en el lado que se enfrenta a la corriente, al igual que ocurre con los puentes. Están realizadas en ladrillo, y muestran una amplia gama de soluciones constructivas para un tema común, formando un conjunto arquitectónico que ha perdurado en su mayor parte y que nos da una muestra más de la maestría constructiva de Sabatini que fue el arquitecto que las diseñó dentro del plan de renovación y mejora del “pulmón madrileño”.


puente-de-hierroEl Puente de Hierro: Situado en el Parque del Capricho, un lugar ideal para pasear y empezar esta sorprendente ruta. Este pequeño puente fue levantado dentro de la antigua finca de El Capricho, concebida como una zona de recreo por su propietaria, María Josefa Pimentel, duquesa de Osuna (1752-1834). Se trata de una de las últimas construcciones realizadas en este recinto ajardinado, cuyas obras comenzaron en 1787 y finalizaron 52 años más tarde, en 1839. El puente fue concluido en 1830, cuando la arquitectura de hierro, aplicada a la ingeniería de caminos, aún no se había extendido en España. Es el primer puente de hierro erigido en este país, si bien, por sus reducidas dimensiones y escasa complejidad técnica, está consideración suele recaer sobre el Puente de Triana (iniciado en 1842), en Sevilla, obra de mucha mayor envergadura. Con respecto a los restantes puentes de hierro de la Comunidad de Madrid, el de El Capricho se anticipa en 38 años al edificado en Fuentidueña de Tajo (empezado en 1868), el siguiente en antigüedad de la región madrileña.